Autor Tema: La Agencia de Pesca controlará este año lonjas, pescaderías y camiones  (Leído 395 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado usuario

  • Fundador
  • *****
  • Mensajes: 1663
  • Ha sido agradecido: 26 veces
  • Sexo: Masculino
  • La Coruña
    • http://www.pescasub.com
La Agencia de Pesca controlará este año lonjas, pescaderías y camiones

Bruselas refuerza su lucha contra la captura ilegal, que genera unos 10.000 millones de euros anuales

La ampliación de sus poderes deriva del fracaso de la anterior política de inspección de la UE, iniciada en el 2003

Autor:
    L.?C.?S.
Fecha de publicación:
    14/1/2010

El nuevo reglamento comunitario de control de la pesca ilegal ha ampliado de facto los poderes de la Agencia Comunitaria de Control de la Pesca (ACCP), con sede en Vigo. Desde el pasado 1 de enero está en disposición de colaborar en las labores de inspección de buques que realizan los Estados miembros en aguas internacionales (hasta ahora se circunscribía su radio de acción a las aguas comunitarias), además de cooperar en los controles de las organizaciones de productores, en las subastas en las lonjas, los mercados de mayoristas, acceder también a los documentos comerciales o participar en la interceptación de un camión frigorífico para examinar su carga, si esto fuese necesario, lo que equivale a un elevado nivel de atribuciones, inimaginable hace tan solo unos años.

Hasta la fecha, las facultades de este organismo eran, básicamente, las de vigilancia a bordo de las naves europeas en aguas comunitarias, y de tramitación posterior a cada Estado respectivo de la bandera del pesquero de esos expedientes que contenían, en ese caso, alguna irregularidad en materia pesquera. Con todo, las posibles ilegalidades, y la apertura de expedientes correspondientes en su caso, todavía no darán lugar a una sanción directa de la institución comunitaria con sede en Vigo, sino que seguirán siendo los Estados los que se encarguen de la gestión de las multas económicas, e incluso penales, a las empresas infractoras de las normativas de la política pesquera común, que reconoce así su fracaso tras la reforma del 2003. Las facultades de vigilancia y control de la institución europea abarcarán así, según las fuentes consultadas, a casi toda la cadena de comercialización del pescado, desde el momento de la captura en alta mar hasta su venta en las lonjas y su transporte posterior a los detallistas y al consumidor, que en dinero negro suponen unos 10.000 millones de euros.

Esta labor de comprobación se unirá a la que ya realizan ahora cuerpos como la Guardia Civil, la Policía Nacional o el grupo de inspectores de la Xunta. Según fuentes del sector, la agencia podrá cooperar en la apertura de los contenedores de los puntos de inspección fronteriza (PIF) por los que entra el pescado congelado procedente de terceros países. El caso de Vigo será especialmente relevante.

La institución, por tanto, dará un paso de gigante en su incorporación al ordenamiento jurídico de cada país miembro, en tanto que tendrá casi las mismas posibilidades de vigilancia y de control que las autoridades estatales. A estas, la Comisión les reserva un abanico de penalizaciones económicas. Por ejemplo, según el reglamento, las infracciones podrían ser castigadas con sanciones que oscilarían entre los 3.000 y los 300.000 euros. En caso de reincidencia, la multa podría situarse entre los 10.000 y los 600.000 euros.
Comunicame cualquier abuso que veas en el web.
Anímate a ponerte un avatar o una firma.
Usa el "perfil" arriba a la derecha para hacerlo
 

Tags: